Desbloquear el Estado
Copyright © 44 Danilo D'Antonio - Some rights granted



En todo el mundo se acostumbra
utilizar la palabra ESTADO en lugar
del sujeto exacto: los ESTADALES.

Pero, si queremos entender donde caen
anomalía y responsabilidad, debemos evitar
el uso de la vaga palabra ESTADO.


No es el ESTADO a darnos continuos problemas,
a violar el buen vivir, los derechos y las normas.

Sino aquellos que han tomado, monopolizado,
encerrado, capturado, preso nuestros ESTADOS.


En cualquier lugar del globo, normalmente escuchamos y leemos:

"CONTROL, VIGILANCIA de Estado", en vez de: hecho por los estadales;
"CORRUPCIÓN de Estado", en vez de: hecho por los estadales;
"MAFIA de Estado", en vez de: de los estadales;
"MISTERIOS, SECRETOS de Estado", en vez de: de los estadales;
"DISIPACIÓN de Estado", en vez de: hecho por los estadales;
"MASSACRE de Estado", en vez de: hecho por los estadales;
"TERRORISMO de Estado", en vez de: hecho por los estadales;
"VIOLENCIA de Estado", en vez de: de los estadales;
"MACHISMO de Estado", en vez de: de los estadales.


El ESTADO es una sagrada entidad:
nos une, nos da fuerza, nos apoya.

El ESTADO reúne débiles humanos destinados a sucumbir
y los transforma en seres poderosos.

Los ESTADALES, los arribistas públicos,
contratados por la vida, son exactamente lo contrario.

Nos privan de energía, información,
ingresos, naturalidad y libertad.


Ellos nos obligan a vivir
como objetos sumisos
en vez de sujetos partícipe.


El ESTADO es como una caja de la fruta.
Los ESTADALES son frutas que nunca cambia.

Y por esta razón se pudren.

El núcleo de todos los Países del mundo
están podrido porque están CERRADO.

BLOQUEADO.


Es por eso que necesitamos un TRABAJO PUBLICO DEMOCRÁTICO:
abierto, fluido, participado a tiempo determinado.


No atribuimos la responsabilidad de todo lo que sale de mal sólo a los políticos, a los gobernantes y a pocos ricachones. Ellos no se mueven y mucho menos hace nada sin los estadales. Tanto que a escribir las leyes en última instancia son propio y siempre los estadales, no los políticos, que tienen cosas mas alegra que hacer.

Recordemos: un tirano es quién ejerce por toda la vida un papel que pertenece a la comunidad. Es demócrata quién acepta de volver a ser un común ciudadano después de un cierto tiempo. Los asumidos para toda la vida en el sector público (según el arcaico uso feudal/imperial/monarquíco/fascista) NO son trabajadores.

Son TIRANOS. Ellos son la columna vertebral del mundo al revés.


Por lo tanto tratemos ver y entender la enorme diferencia entre un Estado y sus carreristas. Se trata de una falta la conciencia que debemos llenar por nosotros mismos, sin la ayuda de nadie.

Sin todos los partidos políticos, asociaciones y foros sociales,
todos los progresistas falsos y tramposos de la gente y ladrones, de hecho fiel
amigos de los tiranos y protagonistas del mundo al revés.

Se trata de un primario compromiso por todos ellos que aman y desean en vez una sociedad abierta, democrática, de igual a igual.








H A R M O N I C S O C I A L R O T A T I O N
Copyright & ServiceMark Eudaemony Laboratory. Some rights granted
WebSite active since 29 - WebWorks by HyperLinker